El peso de la Gloria

Cierto guerrero recibìa una medalla por cada batalla ganada. Los amigos admiraban su valor, y las mujeres adoraban su carisma.
Al cabo de algunos años, las medallas eran tantas que cubrìan todo su uniforme. Una tarde, en mitad de un duro combate, el guerrero casi fue alcanzado por la espada de su enemigo.

“Siempre he sido mejor, y hoy he estado a punto de perder”, pensò el guerrero.

Pero enseguida se percatò del problema : el peso de las medallas no le dejaban luchar con agilidad. Tirò al suelo la capa del uniforme, volviò al campo de batalla, y derrotò a sus enemigos.

“La victoria me puede dar confianza pero no debe convertirse en una carga.”

Fuente : Pablo Coelho

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: